19 julio, 2024
Nacional

El Ejército mexicano estrecha el cerco sobre El Guano, el hermano del Chapo Guzmán

Los militares capturan a Luis ‘N’ alias ‘R-8′, jefe de seguridad de Aureliano Guzmán Loaera tras un enfrentamiento en la región del Triángulo Dorado. Es el segundo operativo en pocos meses con el foco en el hermano mayor del narco

Un operativo militar entre los límites de los Estados de Sinaloa, Durango y Chihuahua —una región montañosa mejor conocida en México como el Triángulo Dorado— ha culminado la tarde de este lunes con la detención de tres hombres cercanos a Aureliano Guzmán Loaera, hermano mayor de Joaquín Guzmán Loaera El Chapo, que es considerado uno de los líderes del Cartel de Sinaloa en uno de sus brazos, más conocido como Gente del Guano (GDG). Miembros del Ejército y de la Guardia Nacional han capturado, además, a Luis ‘N’ alias R-8, jefe de seguridad de El Guano, tras un enfrentamiento. No es el primer intento de las fuerzas de seguridad federales por llegar al círculo más cercano de El Guano, en 2023 otra operación militar terminó con la detención de tres hombres armados y el resguardo de armas y municiones de la fracción GDG.

El Guano es conocido por las autoridades mexicanas como uno de los responsables de la violencia en la zona de la sierra de los Estados de Chihuahua, Durango y Sinaloa. Según la Secretaría de la Defensa Nacional, Sedena, la captura de los presuntos delincuentes tuvo lugar mientras hacían “patrullajes en las inmediaciones del poblado El Durazno, en Tamazula”, en Durango, donde aseguraron armas de uso exclusivo del Ejército. El R-8, era el encargado de la coordinación de la seguridad de El Guano, y se le atribuye la ejecución de varias personas como un método de venganza, y es señalado por las autoridades como el responsable de adquirir armas y equipo táctico para la protección del capo.

En un video difundido en redes sociales, se puede ver la captura de cuatro hombres por parte del personal militar que suben a un avión oficial, esposados y custodiados por los elementos de la Guardia Nacional y el Ejército. Según especialistas en seguridad consultados por medios de comunicación locales y nacionales, se trató de un intento fallido más por capturar a El Guano.

El pasado mes de marzo, durante una ola de secuestros masivos en Sinaloa, algunos reportes deban cuenta de un presunto enfrentamiento armado en Badiraguato, en ese mismo Estado, entre la fracción GDG y Los Chapitos —el brazo del cartel que integra a los hijos de El Chapo, sobrinos de El Guano— un hecho en el que presuntamente habrían participado sicarios al mando de El Guano, aunque la información no fue confirmada ni rechazada por las autoridades.

Muy parecido físicamente a El Chapo, Aureliano también ha mostrado su fiereza en casa. En las montañas de Sinaloa se le atribuye el asesinato en abril de 2015 de su medio hermano Ernesto Guzmán Hidalgo. El motivo, confuso como cualquier crimen en tierras del narco, fue la sospecha de traición. Una muerte que habría quedado sepultada en el olvido si no fuera porque la víctima era el padre de la esposa de Alfredo Beltrán Leyva, El Mochomo, el principal enemigo ahora mismo del cártel de Sinaloa.

En 2021, el Departamento de Estado de Estados Unidos, ofreció una recompensa de cinco millones de dólares a cambio de información que pueda conducir al arresto de Aureliano Guzmán. Además, la institución busca capturar también a otros tres miembros de la organización criminal a la que pertenece el capo: los hermanos Ruperto, José y Heriberto Salgueiro Nevarez, según dieron a conocer entonces en un comunicado. Los cuatro mafiosos han sido acusados por el Estado de Arizona de violar las leyes de drogas del país norteamericano, con cargos de conspiración internacional por distribuir heroína, cocaína, metanfetamina, fentanilo y marihuana a lo largo de “muchos años”.

Aureliano Guzmán, alias El Guano, siempre tuvo un papel secundario a la sombra de El Chapo, tres años menor, quien llegó a ser considerado el narcotraficante más poderoso del mundo. Entregado primero al negocio de la marihuana, fue el último encarcelamiento de su hermano —anteriormente escapó dos veces de prisión— lo que lo colocó en primera línea de fuego. A su cargo quedó en 2016 la defensa de Badiraguato (Sinaloa), el centro neurálgico del grupo, tierra natal de los Guzmán, y la mayor zona productora de opio del Triángulo Dorado. Pese a que el principal dirigente de la organización seguía siendo Ismael El Mayo Zambada, según señaló hace cinco años a EL PAÍS el especialista en seguridad Alejandro Hope, en esos momentos no se conocía con certeza cuál era su posición dentro de la estructura criminal de los sinaloenses.

Tomado de El Pais

Leave feedback about this

  • Quality
  • Price
  • Service

PROS

+
Add Field

CONS

+
Add Field
Choose Image
Choose Video
X