15 junio, 2024
Claudio Tiznado

Alfonso Durazo, en la búsqueda de equilibrios para bien gobernar

En Sonora, la percepción de que las cosas se están haciendo de manera correcta se abre paso entre la gente. Quizá no exista una euforia colectiva merced a la propaganda gubernamental, pero tampoco se atisba una oleada de críticas sistemáticas en contra del gobierno del doctor Alfonso Durazo Montaño, salvo voces aisladas con todo el derecho a señalar el trabajo del gabinete del Ejecutivo Estatal.

Y esto tiene un sentido y una razón de ser, sobre todo cuando diferenciamos a un gobernador que hace el esfuerzo para solucionar los graves problemas heredados por sus antecesores. Un gobernante que de manera abierta, transparente y honesta intenta hacer las cosas diferentes y acarrear en consecuencia la simpatía de los sonorenses inteligentes de todos los estratos sociales.

Podemos citar un dato relevante que demuestra los resultados del trabajo incansable del Gobernador. El INEGI acaba de revelar que disminuyó la percepción de inseguridad en las principales ciudades del estado como Obregón, Nogales y Hermosillo, lo cual tomando en cuenta “la calamidad” que le dejó la administración pasada en este renglón, no es cosa menor.

En este caso, hablamos de un mandatario que además de hacer su labor de 24-7, tiene el tacto de comunicar todas y cada una de las actividades que realiza. No tiene su “mañanera”, pero ofrece una conferencia de prensa cada semana desde Palacio de Gobierno donde acuden los periodistas más críticos que así lo desean, sin necesidad de que “le quemen incienso”, como suele expresar.

Así, observamos que el Ejecutivo Estatal lo mismo anuncia la construcción de una gran carretera que conecta desde el Mar de Cortés a Sonora con Texas a través de Chihuahua, una planta solar de dimensiones internacionales o hasta una campaña de desparasitación de mascotas acá en lo local “para la raza”, otorgándole a cada obra y/o proyecto su debida ponderación.

Ese es el compromiso que se le aprecia en poco más de año y medio de asumir el cargo, tratando de fincar las bases del futuro crecimiento de la entidad en base al reconocimiento del enorme potencial que existe en los sectores primario, secundario y terciario. Si sigue así, es posible y probable que el Gobernador pueda sentar las bases del desarrollo que marquen el despegue definitivo de la entidad al término de su sexenio como nunca antes.

Para ilustrar en los hechos el trabajo que se ha hecho es menester comentar que por primera vez en las últimas dos décadas, Sonora se agenció el primer lugar en crecimiento industrial entre los estados de la frontera norte del país, ya que registró un incremento del 6.51% en 2022, según el INEGI. La entidad superó así a Chihuahua, Coahuila y Nuevo León, que siempre han estado a la cabeza en la actividad industrial.

El estilo de gobernar de Durazo, a veces apegado a la derecha otras a la izquierda, pareciera que no sólo busca la moderación y el equilibrio en la toma de decisiones, sino también de dejar en claro su adherencia y pertenencia a la Cuarta Transformación en los temas más sensibles, pues en algunas decisiones se asemeja a Obrador y en otras, simplemente imprime su propio sello.

El Gobernador sabe que debe tener una sana cercanía con los empresarios, pues son quienes generan la riqueza, pero también les ha advertido a base de múltiples señales que las decisiones importantes para los sonorenses las toma él, y que en su estadía en el gobierno estatal no será un gerente como siempre sucedió (salvo contadas excepciones), sino un estadista con todo lo que ello implica.

Por eso ha dejado entrever su sensibilidad con los sectores más desprotegidos, y un lance espectacular que da cuenta de ello es la decisión de evitar la expansión desmedida y disoluta (vía la corrupción y ambición de funcionarios municipales y estatales) de una cadena de tiendas de conveniencia en las poblaciones serranas de Sonora, que compite de forma desleal con los pequeños comerciantes de esa latitudes. ¿Cuándo se había visto?

Sostengo que esta medida es extraordinaria porque es una forma de evitar que los grandes empresarios sigan apabullando al micro y pequeño comerciante. Ello no significa que se vayan a cerrar las tiendas existentes, como algunos han opinado, sino una forma de regular el comercio entre desiguales. Es de alguna manera, un guiño a la 4T y una saludable complicidad con los más vapuleados.

Y hay algo más que describe al ex secretario de Seguridad Pública, como es el hecho de atreverse a apoyar sin cortapisas y públicamente la iniciativa del Presidente de la República de reducir el tiempo de las concesiones mineras, con independencia del malestar que pueda provocar en ese poderoso sector (“que se ha servido con la cuchara grande”) las declaraciones de quien gobierna el estado con mayor vocación minera en el País.

Digamos, que Alfonso Durazo es una combinación del proyecto político, económico y social de López Obrador pero adaptado a Sonora, teniendo muy en cuenta todo lo que implica el hecho de que la entidad tenga vecindad con el mercado comercial más grande del mundo (EU) y que además cuente con enormes reservas de recursos naturales. Un gran reto sin duda el saber donde está parado.

Con las tablas políticas adquiridas como cercano al sonorense Luis Donaldo Colosio y al tabasqueño Andrés Manuel López Obrador, es entendible que Alfonso Durazo esté trabajando como no se veía desde el sexenio de Samuel Ocaña García. No por nada, el propio Eduardo Bours (quien gobernó al estado en forma sensata) expresó alguna vez que el de Bavispe por su experiencia política y gubernamental puede llegar a convertirse en el mejor gobernador de Sonora.

Hasta la próxima.

www.tiznadonoticias.com

Correo electrónico: gabrielito2508@hotmial.com

Twitter: @claugtq33

Facebook: Claudio Tiznado

X